17 julho 2009

lorena iglesias


Porno

¿Cómo caíste desde el cielo, estrella brillante,
hija de la aurora?
Isaías; 14,12

No es un trabajo tan denso.
Al principio era distinto,
me tenía que tomar algo para aflojarme.

Lo más raro son las charlas con los actores...
hablar del clima o hacer algún chiste
con el tipo que en 15 minutos
te va a estar cogiendo por el culo.

Hay de todo,
tipos con los que se labura bien
y otros que no querés volver a ver nunca más.

Pero es mecánico, como si una fuera un animal,
sin pensar en nada.

Por momentos entro como en un trance,
me concentro en el ritmo
y es como si el mundo
se desvaneciera a mi alrededor.

Entonces, a veces pasa que el director grita
que me corra el pelo de la cara,
que no se alcanza a ver la pija.